La Mitología Romana

La Mitología Romana

La Mitología Romana

Como su nombre lo indica, todos los mitos, ritos, creencias y otras prácticas sobrenaturales, se reunieron en la Mitología Romana, cuya vigencia termina durante la Edad Media, cuando el cristianismo absorbe todas las religiones del Imperio Romano.

mitología romana

Los dioses del pueblo romano se agrupaban en dos clases diferentes. Por un lado los que se llamaban Dioses Indigetes que eran prácticamente los dioses autóctonos, nacionales, protectores del Estado, y las festividades fijas del calendario indicaban sus nombres. De este grupo, treinta dioses eran venerados en fiestas especiales. El otro grupo es el de los Dioses Novensides o Novensiles, que eran divinidades posteriores, introducidas como respuesta a necesidades específicas.

Anuncio

Las divinidades romanas primitivas, incluían, además del grupo de los Indigetes, a los que eran llamados los especialistas que eran invocados al realizar algunas tareas muy particulares, como por ejemplo la cosecha. Eran una especie de dioses auxiliares que se invocaban junto a las deidades mayores.

La Mitología Romana también se ha enriquecido con la incorporación de deidades de otros pueblos en la medida que los romanos iban conquistando territorios, y a esos dioses, los romanos les concedían los mismos honores que a los suyos antiguos o tradicionales. Además, a Roma llegaron muchos extranjeros a quienes se le permitió continuar con la adoración de sus propios dioses. Así, se adaptan una serie de tradiciones religiosas y culturales de países de la Cuenca Mediterránea, principalmente de Grecia y otros países como Egipto y Siria. De esta manera, muchos dioses romanos tienen su equivalente en la Mitología Griega, como por ejemplo Júpiter y Zeus, Juno y Hera, Neptuno y Poseidón, Minerva y Atenea, Marte y Ares, Venus y Afrodita, Febo y Apolo, Mercurio y Hermes, y otros.

Tags
Mitología

Artículo anterior

Hermes, Heraldo de los Dioses

Siguiente artículo

Hestia: Diosa griega de los hogares
×
search icon