Ricardo Corazón de León

Ricardo Corazón de León

Ricardo Corazón de León

Ricardo Corazón de León fue rey de Inglaterra como Ricardo I y también fue un famoso guerrero que participó en la Tercera Cruzada, convocada para tratar de recuperar a Jerusalén para la cristiandad, porque había sido tomada por los ejércitos de Saladino, el Sultán de Egipto. Especialmente como guerrero, su historia ha estado asociada a personajes legendarios, novelescos, como Robin Hood e Ivanhoe.

Se considera que Ricardo Corazón de León, el guerrero, fue un destacado y valiente militar, pero Ricardo I no ha sido considerado nunca entre los monarcas más importantes de Inglaterra, más aún, cuando durante sus diez años de reinado entre 1189 y 1199, parece ser que solamente pasó seis meses en Inglaterra.

Ricardo nació en Oxford en 1157, tercer hijo de Enrique II de Inglaterra y Leonor de Aquitania, por lo que estaba lejos de heredar la corona ya que ese honor era para el primogénito, su hermano Enrique “El Joven”, a quien su padre asoció en vida al trono inglés, pero al negarle el ejercicio de cualquier poder real comenzaron conflictos de los hermanos contra su padre con el apoyo materno. En el enfrentamiento familiar se unieron Enrique “El Joven” con sus hermanos Godofredo y Ricardo y con el rey de Francia. Ricardo destacó en los campos de batalla y a lo largo de los años de este enfrentamiento murieron sus hermanos Enrique y Godofredo, quedando Ricardo como heredero al trono inglés y a extensas posesiones maternas en Francia.

Anuncio

En 1189 muere Enrique II y Ricardo va a Inglaterra para ser coronado en Londres, pero solo pasa tres meses en suelo inglés porque en ese momento se une a la Tercera Cruzada. En esos tres meses, Ricardo se dedicó a recaudar fondos para la cruzada, aumentó los impuestos, solicitó préstamos, vendió propiedades, se fue a Francia y de allí zarpó hacia Tierra Santa. Debía reunirse con su hermana Joan y su prometida Berenguela de Navarra en Creta, pero el mal tiempo llevó a las dos mujeres a Chipre donde no fueron bien tratadas, por lo que Ricardo tomó esta isla militarmente y se casó con su prometida en la ciudad de Limasol.

Ricardo llega a Tierra Santa y con su poderoso ejército recupera parte de la zona para la cristiandad en el año 1191, acrecentándose la leyenda del gran guerrero Ricardo Corazón de León. Sin embargo, tuvo que regresar a Europa sin culminar su tarea ya que Jerusalén seguía en manos de Saladino. De regreso a Inglaterra fue capturado y apresado por el Duque de Austria Leopoldo V. Fue liberado en 1194 luego de pagar un jugoso rescate y volvió a Inglaterra transitoriamente antes de dirigirse a Francia a luchar contra el monarca francés quien había conspirado con su hermano Juan durante su ausencia. En una batalla en 1199 fue herido mortalmente, muriendo en Limousin, Francia, en abril de ese mismo año.


Artículo anterior

London Eye: otro ícono de Londres

Siguiente artículo

El Monstruo de Loch Ness
×
search icon