The Shard de Londres

The Shard de Londres

The Shard de Londres

En el año 2013 se inauguró el edificio The Shard en Londres, orgullo de la infraestructura moderna londinense, que viene a ser el edificio más alto de la ciudad y que en sus alturas tiene un mirador de 360° que permite a los visitantes contemplar toda la ciudad. Su belleza y modernismo han convertido a este edificio, The Shard, en la atracción turística más novedosa de Londres.

The Shard, con su forma de aguja gigantesca está ubicado sobre la estación de transportes de London Bridge y fue diseñado por el famoso arquitecto italiano Renzo Piano. Como atracción turística es espectacular ya que al entrar al edificio hay una gran pantalla que reproduce un video sobre la historia de Londres. Luego, por medio de un moderno y rapidísimo ascensor se llega a The View from The Shard, que consiste en un par de plataformas desde donde se puede ver todo Londres, una plataforma interna en el piso 69 y una terraza abierta, semi-descubierta en el piso 72.

Anuncio

El mirador interior en el piso 69 es el más didáctico porque encima de los ventanales, alrededor del edificio, se encuentran pantallas con los puntos de interés que se pueden ver desde allí, y como si fuese un videojuego, el puntero le permite señalar edificios o sitios y recibe la información más importante de cada lugar.

shard

Después del Mercury City Tower de Moscú con 332 metros de altura, The Shard con sus 310 metros es la torre más alta de Europa, y según el alcalde Boris Johnson es más que un rascacielos, ya que “Es un extraordinario símbolo de la determinación de Londres de superar la recesión y emprender la senda del crecimiento económico”. A pesar de su encanto, muchas personas indican que el edificio no encaja con la imagen de la ciudad debido a su ubicación junto al London Bridge y rodeado de históricos y pequeños edificios. Sin embargo, para su creador, el arquitecto Renzo Piano, el edificio es un valor añadido al panorama de Londres, inspirado en las agujas de las torres de las iglesias y en los mástiles de los barcos que antiguamente anclaban en el Río Támesis.


Artículo anterior

Saint Andrew, patrón de Escocia

Siguiente artículo

El Proyecto Edén, Inglaterra
×
search icon