Dos tradiciones británicas que tal vez no conoces

Dos tradiciones británicas que tal vez no conoces

Dos tradiciones británicas que tal vez no conoces

Para conocer un país no basta con disfrutar sus bellezas naturales y admirar su infraestructura, también es conveniente interesarse por sus manifestaciones culturales, entre las cuales se pueden ubicar sus tradiciones. Por supuesto, un país tan lleno de historia como el Reino Unido también posee numerosas tradiciones. Dos de las tradiciones británicas menos conocidas son el día de San Swithin y la noche de Guy Fawkes.

tradiciones británicas Catedral de Winchester

-El Día de San Swithin: este santo fue obispo de Winchester, en el condado de Hampshire, en el siglo IX, y pidió que a su muerte fuese enterrado fuera de la catedral de Winchester, en el patio, expuesto a las pisadas de la gente del pueblo y a la frecuente lluvia de la región. En el siglo siguiente, sus restos fueron trasladados al interior de la iglesia y se desató una gran tormenta, que hizo pensar fue debido al disgusto del santo por haber sido removido del patio donde estaba a la intemperie, en contra de sus deseos. El 15 de julio se celebra el día de San Swithin, y la tradición establece que si ese día llueve seguirá lloviendo durante los siguientes cuarenta días, y un día 15 de julio claro y seco será seguido por cuarenta días de buen tiempo.

Anuncio
tradiciones británicas 15 Julio Día de San Swithin

-El Día de los Fuegos Artificiales: en el Reino Unido los fuegos artificiales están prácticamente prohibidos, permitiéndose solamente para celebraciones especiales. Una de esas ocasiones es la “Noche de los Fuegos Artificiales” o “Noche de Guy Fawkes”, que se realiza cada 5 de noviembre. Ese día, en el año 1605, se descubrió una conspiración para derrocar al Rey James I y colocar en su lugar un monarca católico. El señor Guy Fawkes formaba parte de los conspiradores y era la persona encargada de resguardar la pólvora que utilizarían para el movimiento subversivo. Al descubrirse el complot y evitar el derrocamiento del rey, se salvó la pólvora, que por ser el principal ingrediente de los fuegos artificiales, éstos se emplean para celebrar este día.


Artículo anterior

La Bruja de Wookey Hole, Inglaterra

Siguiente artículo

Jack, el Destripador de Londres
×
search icon