Recuperación de la vialidad agrícola en #Venezuela

Recuperación de la vialidad agrícola en #Venezuela

Recuperación de la vialidad agrícola en #Venezuela

Se considera vialidad agrícola a todas aquellas vías que parten desde carreteras nacionales con todos sus ramales, hacia las unidades de producción esparcidas por todo el territorio nacional. En Venezuela la mayor parte de esta vialidad es de granzón, aunque hay algunos sectores asfaltados.

Las vías de granzón requieren un mantenimiento permanente, de lo contrario, especialmente cuando hay lluvias y tránsito frecuente por movilización de maquinarias y equipos, insumos como semillas y fertilizantes, productos de la cosecha hacia los centros de acopio o de recepción, se hacen grandes baches que pueden hacer intransitables estas vías. La vialidad agrícola que corresponde a algunas vías asfaltadas, que pudiera ser una ventaja, en algunos casos se puede convertir en situaciones peores que con la vialidad de granzón, ya que al dejar que lleguen a un avanzado grado de deterioro su recuperación y mantenimiento se hace más complicado y más costoso.

En algunos casos la vialidad agrícola posee pequeños puentes que deben ser también mantenidos en buenas condiciones, ya que se pueden convertir en verdaderos obstáculos infranqueables, aislando las unidades de producción y consecuentemente afectando seriamente la producción agrícola.

En Venezuela, en la actualidad, si las troncales y autopistas y otras carreteras nacionales están descuidadas, en algunos casos con daños tan profundos que ameritan la improvisación de desvíos, en peor estado se encuentra la vialidad agrícola. El único mantenimiento que reciben estas vías rurales es el de los mismos productores, con equipos inadecuados para este fin y sin los materiales necesarios para estas labores.

Anuncio

En la Venezuela por venir, cuando se considere la recuperación de la agricultura, se tiene que tomar en cuenta el problema de la vialidad agrícola. Tiene que existir, en alguna dependencia del Ejecutivo un organismo responsable por la coordinación de todas las acciones para la construcción y mantenimiento permanente de la vialidad agrícola del país. Posiblemente, ese organismo a nivel nacional se pudiera encargar del estudio de necesidades de nuevas vías, de construcciones costosas como son puentes, túneles o movimientos de tierra muy voluminosos; pero el permanente mantenimiento de la vialidad agrícola puede ser responsabilidad, al igual que el de las carreteras nacionales, de los cuerpos de gobierno regional y local, según la magnitud de los trabajos requeridos. En estas acciones es necesario el concurso y la cooperación obligatorios, de las asociaciones de productores y de agricultores independientes que se puedan beneficiar de estas labores de mantenimiento.

Otro aspecto importante es que el tránsito por estas vías rurales debe ser regulado para evitar su deterioro y hasta su destrucción por un mal uso. En casos de daños por imprudencia u otras causas fuera de lo normal, se considerarán daños a un bien nacional, con las responsabilidades pertinentes adjudicadas a los causantes de tales accidentes.

Tags
Venezuela

Artículo anterior

Recuperación de la agricultura: maquinarias y equipos agrícolas

Siguiente artículo

Distracción, una estrategia socialista
×
search icon