La compra de Luisiana por los Estados Unidos

La compra de Luisiana por los Estados Unidos

La compra de Luisiana por los Estados Unidos

Los Estados Unidos de América representan un extenso país de unos 7.700.000 kilómetros cuadrados de territorio continental. Cerca de 25% de esa gran superficie (más de dos millones de kilómetros cuadrados) lo anexó este país a su territorio mediante lo que se conoce como la “Compra de Luisiana” (Louisiana Purchase) en 1803, la cual fue una operación de compra por los Estados Unidos bajo la presidencia de Thomas Jefferson, a Francia representada por Napoleón Bonaparte, de una amplia región conocida en conjunto con el nombre de Luisiana. Esta región comprendía territorios de los actuales estados de Arkansas, Missouri, Iowa, Oklahoma, Kansas, Nebraska, Minnesota, parte de Dakota del Norte y casi todo Dakota del Sur, noroeste de Nuevo México, norte de Texas, secciones de Montana, Wyoming, Colorado y Luisiana.

luisiana

Los Estados Unidos consideraron muy importante la compra de este territorio, pero Jefferson tuvo que enfrentar cierta resistencia interna, porque algunos argumentaban que existían dudas en relación a la constitucionalidad de la adquisición de esa región. Sin embargo, a pesar que la Cámara de Representantes era opuesta a esta compra, se realizó una votación aprobatoria con el estrecho resultado de 59 votos a favor y 57 votos en contra. Finalmente, el 30 de abril de 1803, el tratado de la negociación fue firmado en París por Robert Livingston, James Monroe y Barbé Marbois.

Anuncio

El Presidente Jefferson anunció oficialmente al país la firma del tratado de la Compra de Luisiana el 04 de julio, un poco más de dos meses después de la firma, y Livingston declaró: “Aunque hemos vivido mucho, ésta es la más noble tarea de nuestras vidas….Desde este día, los Estados Unidos ocupan su lugar entre las potencias de primer rango”. El 20 de octubre del mismo año, el Senado ratificó la compra por un amplísimo margen de 24 votos a favor y 7 votos en contra. El 20 de diciembre estaba Francia abandonando la ciudad de Nueva Orleans, y el 10 de marzo de 1804, casi un año después de la firma, se realizó una ceremonia en San Luis que representó la transferencia formal del territorio adquirido por la Compra de Luisiana, a las nuevas autoridades.

Lo que comenzó con un interés en adquirir las regiones alrededor de Nueva Orleans para evitar que España y Francia pudieran bloquear el acceso de comerciantes estadounidenses a este importante puerto, resultó en la incorporación de un inmenso territorio a la geografía de los Estados Unidos, considerándose que éste ha sido uno de los acontecimientos de mayores consecuencias en la historia reciente de este país. Además de eso, la negociación aparentemente fue muy beneficiosa para USA desde el punto de vista comercial ya que se pagaron 15 millones de dólares, que representan 7 centavos de dólar por hectárea de terreno. El pago se realizó inicialmente con tres millones de dólares en oro y el resto en bonos del Tesoro.

Tags
Historia

Artículo anterior

Origen del dinero

Siguiente artículo

Los Vikingos, su historia
×
search icon