Ginseng, otra planta medicinal

Ginseng, otra planta medicinal

Ginseng, otra planta medicinal

Especialmente las raíces del ginseng han sido utilizadas por cientos de años en la medicina china para tratar y curar diversas enfermedades. Sin embargo, a pesar de su uso durante tanto tiempo y de ser una de las plantas medicinales más popular en el mundo entero, sus beneficios no han sido suficientemente comprobados por los investigadores que trabajan en esta área.

ginseng

Existen dos grandes grupos de ginseng, pero ambos pertenecientes al mismo género Panax. El ginseng asiático es Panax ginseng y el americano es Panax quinquefolius, y se ha encontrado que ambos rinden diferentes beneficios. Los chinos, en su medicina tradicional, señalan que el ginseng americano es menos estimulante que el asiático.

Entre tantos beneficios del ginseng se ha encontrado que su consumo puede

Anuncio
  • mejorar el sistema inmunológico de personas mayores al disminuir la frecuencia y severidad de los resfriados,
  • disminuye los niveles de azúcar en la sangre,
  • temporalmente puede mejorar la concentración y el aprendizaje,
  • también ha sido estudiado como una vía para mejorar el humor y la resistencia de las personas,
  • para el tratamiento de cáncer, fatiga, disfunción eréctil, hipertensión y otras condiciones.

Se considera que a pesar de que esos usos son muy prometedores, las evidencias científicas aún no son concluyentes.

Las propiedades biológicas potenciales del ginseng residen en su contenido de unos fitoquímicos llamados ginsenoides que son exclusivos de las especies del género Panax. Estos ginsenoides abundan en las raíces de la planta, pero también están presentes en los pecíolos de las hojas aunque en menor proporción. En la cocina coreana utilizan especialmente las raíces en la elaboración de algunos platos, también en infusiones y en bebidas alcohólicas. Para el consumo en general se consigue en forma de pastillas, bebidas suplementarias, elixir, polvo para diluir, etc. Se deben evitar sobredosis y uso muy prolongado ya que pueden aparecer efectos colaterales como náusea, dolor de cabeza, irritabilidad y otros.

Tags
Plantas, Salud

Artículo anterior

Hagamos del apamate el símbolo que merece

Siguiente artículo

Nutrientes para plantas: de los guanos hasta los fertilizantes sintéticos
×
search icon