5 Datos infalibles sobre las mascarillas hidratantes

5 Datos infalibles sobre las mascarillas hidratantes

5 Datos infalibles sobre las mascarillas hidratantes

Maquillaje, estrés, contaminación ambiental, entre otros factores, hacen que la piel de nuestro rostro luzca cansada, con manchas, sin brillo y por lo tanto que no se vea saludable. Más allá de lavar con agua y jabón la cara, usar cremas, desmaquillantes, protector solar, beber mucha agua y alimentarnos bien, nuestra piel merece que le demos un regalo al menos una vez a la semana… Te contamos 5 datos sobre las diferentes bases de mascarillas faciales que son muy sencillas de preparar para que mantengas tu piel hidratada todo el año.

1.- Frutas:

Las frutas tienen diversos beneficios para nuestra salud y precisamente son muy bien recibidas por nuestra piel. Además de incluirlas en tu alimentación diaria, son una base excelente para hidratar la piel. Tan solo debes triturar la fruta que escojas hasta formar una pasta, colocarla en tu rostro por 20 minutos y retirarla con agua tibia. Las más usadas por su aporte de suavidad y brillo son: El banano o cambur, la papaya o lechoza, el mango y las fresas. Sin embargo puedes probar con otras frutas. ¡Agrega un poquito de miel y listo!

Anuncio

2.-Verduras:

Sabemos dos cosas: Que las verduras también deben estar en nuestra alimentación diaria, y los múltiples beneficios de las rodajas de pepino en los ojos. Te contamos que el pepino también puede prepararse como pasta para una mascarilla que dejará una inigualable frescura en tu piel. Aplícala por 15 minutos y enjuaga con agua fría. Entre otras verduras podemos optar por mascarillas a base de tomate, aguacate o puré de zanahoria. Las verduras además de hidratar ayudan a mejorar las imperfecciones de la piel. Puedes variar las rodajas de pepino, utilizando rodajas de papa, fresa o kiwi.

3.-Dulces:

La miel ha sido uno de los ingredientes indispensables para las mascarillas faciales, pues es el número uno en hidratación. Una de las más beneficiosas y un verdadero tratamiento de belleza es mezclar dos cucharadas de miel con una clara de huevo y agregar un poquito de zumo de limón, masajear suavemente y dejar por 15 minutos. Retirar con leche tibia preferiblemente.

Otra de las más conocidas por sus efectos hidratantes es la mezcla de miel con avena en hojuelas y una cucharadita de leche. ¡La mascarilla por excelencia!

Anuncio

4.-Flores:

Los pétalos de las flores también han sido un secreto de la belleza y la salud, sobre todo los pétalos de rosa. Tritura los pétalos de una rosa fresca y colócalos en tu rostro. Sentirás el cambio inmediatamente en tu piel, pues la sentirás suave y tersa. Puedes mezclarlos también con miel o con un poco de crema hidratante para el rostro de tu preferencia.

5.-Con yogur:

Al igual que la miel, el yogur (en especial sin sabor) es altamente recomendado para las mezclas de las pastas que aplicamos como mascarillas. Mezclar yogur con una cucharada de semillas de hinojo, dejará una incomparable sensación de suavidad. Aplícala por 20 minutos y retira con abundante agua tibia. También puedes usar linaza.

Nuestra recomendación es que pruebes cuál base te cae mejor, a partir de allí puedes mezclar los ingredientes mencionados o probar otros comúnmente usados. Por ejemplo agregar miel, clara de huevo, fruta triturada, agua de rosas, zumo de limón, aceite de oliva, pétalos de flores, hojas de menta, flores de manzanilla, etc. Al probar, verás los cambios en tu piel e identificarás cuál es la mascarilla que te beneficia más. Lo importante es consentir tu piel para que luzca fresca y radiante.


Artículo anterior

Cómo evitar las canas prematuras

Siguiente artículo

Acupuntura facial
×
search icon