Cuida tu piel del frío con estos consejos

Cuida tu piel del frío con estos consejos

Cuida tu piel del frío con estos consejos

Los cambios de estación pueden ser dañinos para la piel, sobre todo cuando pasamos del calor al frío. Con las bajas temperaturas llegan los vientos secos que hacen lucir la piel reseca y poco saludable. Esto también puede producir acné o eczema.

tu piel

Para mantener una piel saludable por dentro y por fuera durante el invierno, es importante mantener un cuidado riguroso.

1.Aliméntate con frutos de la temporada

Aprovecha este periodo para consumir los alimentos que estén en su mejor momento para la temporada del frío. Arándanos, moras, granadas y calabazas, son algunos de los productos que además de ser ricos, ayudarán a tu cuerpo a mantenerse saludable, y en consecuencia, a mostrarlo en tu piel.

Anuncio

frutas

2.Utiliza el humidificador

La temporada de frío también se caracteriza por su aire seco, lo cual maltrata la piel y la deshidrata. Mantén tu piel hidratada utilizando un humidificador en casa.

3.Toma duchas cortas

Aunque el calor de la regadera puede sentirse celestial cuando hace frío, estas pueden ser dañinas para la dermis. El cambio de temperatura del calor al frío y viceversa, pueden resecar la piel y hacer que produzca piquiña.

4.Utiliza aceites y cremas corporales

Los aceites y las cremas corporales mantendrán tu piel reluciente y humectada durante la jornada. Procura utilizarlos diariamente. Las manos y la cara son las partes del cuerpo que más sufren el frío. Para el rostro, utiliza una crema que se ajuste a tu tipo de piel y para las manos, huméctalas con una loción cada vez que las laves.

Anuncio

5.Exfóliate sin mucha presión

Aunque es importante exfoliarse la piel para deshacerse de las células muertas y mantenerla limpia, evita hacerlo con una esponja y mejor utiliza tus manos. Realiza movimientos circulares y sin ejercer mucha presión para no dañar la piel.

exfoliante facial

6.Usa ropa suave

Evita vestimentas que tengan telas abrasivas o irritantes como la lana o el poliéster, que rocen directamente contra tu piel, especialmente en el cuello. Utiliza a los tejidos blandos, como el algodón.

 

tu piel

Anuncio

Artículo anterior

La calvicie, tema de preocupación

Siguiente artículo

Depilación con láser para principiantes
×
search icon