Romero, planta aromática y medicinal

Romero, planta aromática y medicinal

Romero, planta aromática y medicinal

El romero, Rosmarinus officinalis, además de ser una planta que embellece los jardines, tiene una serie de propiedades que la hacen medicinal y útil para sazonar alimentos en infinidad de recetas de cocina. En remedios naturales se utilizan principalmente las hojas secas o frescas, mientras que en la cocina se utilizan preferiblemente frescas.

romero

En gastronomía, el romero es muy conocido ya que comunica un especial sabor y aroma a las carnes, especialmente carnes de cerdo y de aves. Sin embargo, sus propiedades medicinales han permitido su utilización por milenios, ya que desde la antigüedad diferentes culturas han disfrutado de sus propiedades benéficas para la salud de las personas. Hay evidencia de su uso por los egipcios como analgésico, y Dioscórides, médico y botánico griego, le dedicó bastante espacio en sus libros. Esta planta tiene tantas propiedades medicinales que un refrán popular dice:

“De las virtudes del romero se puede escribir un libro entero”.

 

Anuncio

Una forma de aprovechar el romero es por medio de la preparación de una infusión. Para ello se separan hojas frescas y se coloca una cucharada en una taza de agua hervida, se deja reposar por unos diez minutos, se cuela y se puede beber a medida que se va enfriando. Si la persona lo desea, puede endulzar al gusto, preferiblemente con miel, lo cual le comunica un sabor muy agradable. Esta infusión tiene efecto analgésico, especialmente para aliviar dolores de cabeza y migrañas. Su contenido de acetilcolina ayuda a optimizar la función del cerebro. También sirve para aliviar problemas de indigestión y es fuente de las vitaminas A, B, C y E.

Se puede preparar un concentrado en una botella o frasco, macerando hojas de romero en alcohol de unos 30 a 40°, se cubren totalmente las hojas, se tapa y se deja reposar de 3 a 4 semanas agitándolo con frecuencia, se cuela y se usa por vía externa humedeciendo gasas para aplicar sobre heridas, hemorroides, zonas aporreadas, várices, etc.

Otra ventaja del romero es que es una planta relativamente fácil de cultivar, de mantener en el jardín o aún en porrones grandes, donde se tiene a la mano para utilizarla en la cocina o para el alivio de tan variadas dolencias, además de servir de ornato y perfumar el aire con sus agradables y característicos olores.


Artículo anterior

Hagamos del apamate el símbolo que merece

Siguiente artículo

Nutrientes para plantas: de los guanos hasta los fertilizantes sintéticos
×
search icon