Cómo la gratitud y la felicidad van de la mano

Cómo la gratitud y la felicidad van de la mano

Cómo la gratitud y la felicidad van de la mano

La neurociencia explica la importancia de nutrir nuestra mente con pensamientos positivos para mejorar nuestro estado de ánimo y nuestra salud.

Cuando estamos tristes, deprimidos, preocupados o sentimos rabia, nuestro cerebro produce neurotransmisores como la adrenalina y el cortisol que preparan a nuestro cuerpo para enfrentar el peligro. La presencia prolongada de estas sustancias químicas en nuestro organismo hace que cueste conciliar el sueño, nos lleva a consumir más dulces y nos vuelve irritables.

Para que nuestros neurotransmisores estén en equilibrio es necesario estimular la formación de sustancias como la serotonina, las endorfinas y la dopamina que calman y producen placer y otras emociones positivas.

feliz

La medicina holística ha estudiado la conexión entre los neurotransmisores y la salud. En la medida en que estamos más alegres y calmados aumenta la posibilidad de sentirnos mejor físicamente.

Anuncio

También es sabido que no podemos dejar que nuestra mente divague porque tiende a considerar el peor escenario posible para nuestra realidad. Cuestión de supervivencia.

¿Cómo reemplazar las divagaciones negativas con pensamientos positivos?

Esto debe ser una actividad consciente y programada. Debes tener presente que es importante entrenar tu mente para estar atento a lo que te rodea y así poder empatizar, agradecer y ser compasivo.

Es un desafío permanente, pues hay muchas personas a nuestro alrededor que enfatizan los peligros y lo malo que sucede en el mundo. En general tendemos a ignorar las cosas buenas. ¿Te has puesto a pensar cuán felices seríamos si diéramos tanta importancia a lo bueno como a lo malo?

Claro que es necesario conocer los peligros de grupos terroristas que están infiltrando muchas de las ciudades del mundo, pero no podemos quedarnos en el horror de los terribles acontecimientos que suceden casi a diario.

Es bueno ver que se resaltan los actos de solidaridad en los momentos siguientes a estos actos vandálicos. Hay medios digitales y tradicionales que presentan reportajes completos acerca de ataques a grupos de inocentes en nombre de convicciones extremistas, en vez de limitarse al amarillismo de narrar detalles morbosos tanto de los hechos como de los perpetradores. Todo hecho real tiene una causa y un efecto. La vida no es estática. Por eso depende de nosotros a qué otorgamos nuestra atención.

¿No encuentras nada por qué alegrarte?

Anuncio

Piensa en alguien que esté peor que tú. Siempre hay alguien, si no en tu entorno cercano, en algún otro lugar del mundo. Muchas de las cosas que tu das por sentadas serían agradecidas como lujos por habitantes de otras latitudes. Basta con pensar en el agua potable, la electricidad y el internet. Además, hay individuos privados de algún sentido como la vista o el oído. Otros no pueden moverse libremente o sufren de enfermedades crónicas que les causan dolor.

Sin un orden en particular, te ofrezco una lista de cosas por las cuales te puedes sentir agradecido hoy:

  • Salud
  • Familia
  • Mascotas
  • Hogar
  • Habitación
  • Cocina
  • El buen tiempo
  • Una pareja
  • Alguna parte de tu cuerpo con la que estés contento: cabello, nariz, estatura.

Sheryl Sandberg en su reciente discurso para los graduandos de Virginia Tech aseguró que escribir tres cosas por las que se siente agradecida al final de cada día, le ha ayudado a soportar la pérdida temprana de su esposo David.

Anímate a reprogramar tu mente en positivo a través de la gratitud y comienza a disfrutar de los beneficios para tu salud y tu productividad.


Artículo anterior

La falta de sueño es una bomba de tiempo

Siguiente artículo

Cómo cuidar el espacio enérgico de tu aura
×
search icon