La maracuyá y sus antioxidantes

La maracuyá y sus antioxidantes

La maracuyá y sus antioxidantes

Las plantas, como fuente de sustancias medicinales, no dejan de sorprendernos. Ahora le ha tocado a la maracuyá, o parchita, o maracujá, o parchita maracuyá, que son los nombres comunes de esta planta en diversas partes del mundo de habla hispana. En inglés, esta especie es conocida como passion fruit o fruto de la pasión, nombre que según algunas personas deriva de la semejanza de su flor abierta con una corona como la que colocaron a Jesús durante La Pasión. Otra versión indica que el nombre fue dado por misioneros en Brasil en los años 1700, como un apoyo educacional al tratar de convertir a los indígenas a la cristiandad. El nombre que esos misioneros dieron fue “flor das cinco chagas” o flor de las cinco heridas (flower of the five wounds) para ilustrar la crucifixión de Cristo. Su nombre científico y universal es Passiflora edulis.

parchita maracuyá

Esta planta es nativa de Sudamérica y desde allí, por su sabor exquisito y propiedades medicinales, se ha propagado a muchas regiones del mundo. Sus propiedades medicinales son múltiples, la pulpa del fruto, el zumo o jugo, las flores y la infusión de las hojas tienen efecto relajante. La infusión, por contener los alcaloides harmano y harmol, ayuda a conciliar el sueño, tiene efecto antiespasmódico y como calmante para dolores musculares y cefalea. Tiene un ligero efecto vasodilatador contribuyendo a reducir la tensión arterial. El fruto contiene polifenoles con propiedades antioxidante y antiinflamatoria, y además, elevado contenido de fibra que mejora el tránsito intestinal. Es también rico en provitamina A o beta carotenos, vitamina C y un buen porcentaje de minerales esenciales.

Anuncio

Recientemente, en Colombia, han realizado estudios con extractos de compuestos fenólicos y antioxidantes de las semillas de maracuyá, que aparecen con grandes perspectivas de ayudar a combatir enfermedades como ciertos tipos de cáncer, padecimientos degenerativos y problemas cardiovasculares.


Artículo anterior

Beneficios de la cúrcuma o turmeric

Siguiente artículo

Ruibarbo, una planta medicinal
×
search icon