La diversidad es clave para la supervivencia de #Venezuela

La diversidad es clave para la supervivencia de #Venezuela

La diversidad es clave para la supervivencia de #Venezuela

La diversidad es una característica inevitable en ambientes que favorecen el desarrollo de una amplia gama de seres vivos. En un artículo reciente resaltamos la resiliencia y la tenacidad del venezolano, quien enfrenta retos únicos propios del país de origen. Otra característica en las condiciones tropicales de Venezuela, además de la fragilidad que mencionamos en dicho artículo, es la cantidad de especies diferentes que viven en su seno.

La ecología nos enseña que la diversidad de características entre individuos de una misma especie es favorable para la supervivencia de dicha especie bajo condiciones de estrés ambiental. Por ejemplo, hojas más gruesas son capaces de almacenar más agua y sobreviven la sequía. Las plantas de hojas más delgadas pueden seguir creciendo bajo la sombra de las que soportan la escasez de agua y así, al volver las lluvias, todas las plantitas de la misma especie van a tener la oportunidad de crecer en su entorno.

En Venezuela, nos ha tocado vivir mucho estrés ambiental, ligado principalmente a la inseguridad y la escasez. Para el venezolano es muy difícil planificar, así que le ha tocado improvisar. Esta habilidad para improvisar es algo que resulta muy útil cuando nos toca competir con personas de otros países. Cuando todo funciona perfectamente, las personas se acostumbran a seguir el manual de instrucciones que acompaña cada acción de su día a día. El venezolano tiene la capacidad de considerar las opciones y decidir cuál es el mejor curso a seguir para lograr cualquier objetivo.

Anuncio

El venezolano no juzga por apariencias, aunque sí las comenta de tal manera que serían consideradas indiscretas o políticamente incorrectas en otras latitudes, pero que se toleran hasta en tono jocoso en su tierra natal. Esto va en acelerado cambio por la globalización gracias a las redes sociales. Lo que sí no va a poder cambiar es el mestizaje del cual provenimos los venezolanos, que se está comenzando a ver más a nivel mundial, pero que para la mayoría de los países es un fenómeno reciente.

En Venezuela tenemos una gran variedad de tonos de melanina en la piel, los ojos y el cabello. Aunque suene despectivo el llamar a alguien por el color de su piel, el venezolano lo hace de manera respetuosa. Un moreno no vale ni más ni menos que un rubio, pero el venezolano no se esfuerza en evitar comentar sobre la apariencia. La diversidad es inherente en una nación formada de la combinación de tres etnias que intercambiaron genes.

El venezolano es genéticamente diverso, lo que le confiere la capacidad de adaptación a ambientes cambiantes, con retos nuevos cada día. No te quepa la menor duda de que de ésta saldremos airosos muy pronto. Nuestra diversidad nos lleva a tener distintas opiniones en cómo alcanzar la libertad. Alguna funcionará. Por ahora, sigue cobijándote bajo los más fuertes o dando una mano a quien lo necesite. El equilibrio está por llegar y nuestra bella tierra tropical podrá ser disfrutada por todos por igual.

Tags
Venezuela

Artículo anterior

El obligatorio regreso a #Venezuela

Siguiente artículo

La gasolina en Venezuela
×
search icon