Antioxidantes y radicales libres: cómo afectan tu cuerpo

Antioxidantes y radicales libres: cómo afectan tu cuerpo

Antioxidantes y radicales libres: cómo afectan tu cuerpo

En diversas oportunidades, cuando se habla de dietas, vitaminas, minerales, suplementos alimenticios y otros productos, se incluyen los términos antioxidantes y radicales libres, y a algunos nos ocurre que no sabemos con certeza que son, ni por qué los antioxidantes son beneficiosos para la salud mientras que los radicales libres son perjudiciales.

Recordemos que el cuerpo humano está compuesto por diferentes tipos de células, y cada célula formada por diferentes moléculas. Las moléculas consisten de uno o más átomos unidos por enlaces químicos. Cada átomo tiene un núcleo con neutrones y protones, y órbitas con electrones que son partículas cargadas negativamente y giran alrededor del núcleo atómico. La cantidad de estos electrones que llenan la órbita más externa le da estabilidad al átomo, lo cual se logra cuando el átomo busca alcanzar su estado de máxima estabilidad ganando o perdiendo electrones de su órbita más externa o compartiendo sus electrones enlazándose con otros átomos para completar su órbita exterior. Átomos estables tienden a no entrar en reacciones químicas.

Los radicales libres se forman cuando se rompen enlaces débiles entre los átomos quedando con un electrón no compartido, esto los hace inestables y reaccionan rápidamente con otros compuestos. Ésta es la naturaleza de los radicales libres y, para alcanzar estabilidad, tratan de capturar el electrón que necesitan a partir de otras moléculas. Cuando un radical libre le roba un electrón a una molécula estable, ésta se convierte en un radical libre comenzando a producirse una reacción en cadena. Una vez que el proceso de formación de radicales libres comienza, eso tiene un efecto cascada, que finalmente lleva al rompimiento de una célula viva.

Anuncio

Los antioxidantes son enemigos naturales de los radicales libres y protegen al organismo del efecto destructivo de estos últimos. Esto se logra cuando el antioxidante dona uno de sus propios electrones para estabilizar los radicales libres terminando con la reacción de robo de electrones. El término antioxidante proviene de que cuando una molécula, átomo o ion pierden electrones se oxidan, entonces esas sustancias que revierten el proceso de oxidación donando electrones, se denominan antioxidantes. Las vitaminas C y E, así como la mayoría de los vegetales comestibles, son excelentes ejemplos de estas sustancias.

Tags
Salud

Artículo anterior

Dolores en las rodillas

Siguiente artículo

Conoce la razón por la que el vino es ahora más saludable
×
search icon