Algunas curiosidades sobre Mozart

Algunas curiosidades sobre Mozart

Algunas curiosidades sobre Mozart

Nacido en Salzburgo el 27 de enero de 1756, Wolfgang Amadeus Mozart dejó un legado de más de 600 obras compuestas que cubren distintas formas de composición, como la música de cámara, ópera, coral, y música sinfónica.

Compuso obras desde muy temprana edad, y en su adolescencia ya figuraba como músico de la corte de Salzburgo. Sin embargo, fue en Viena donde alcanzó la fama entre la aristocracia y la realeza. El compositor fue bautizado bajo el nombre Johannes Chrysostomus Wolfgangus Theophilus Mozart.

Mozart

A los 3 años ya era capaz de distinguir sucesiones armónicas en un clavicordio y a las 5 compuso su primer concierto para piano, obra que tenía un nivel con una compleja dificultad. Su sobrenombre era “Wolfie” y la mitad del número de sinfonías las escribió entre los 8 y los 19 años de edad.

Ludwig von Köchel (1800-1877) fue quien produjo el primer catálogo académico de las obras de Mozart, y las organizó de manera cronológica. Es por esto, que en las partituras de las obras de Mozart se identifica la obra con un número y una K delante del mismo, en vez de colocar “opus” como en la mayoría del resto de los compositores.

Anuncio

Mozart padecía del Síndrome de Tourette. Este es un trastorno nervioso que causa nerviosismo y reacciones imprevistas, y quienes la sufren son incapaces de controlarse y de comportarse correctamente en sociedad. Suelen reír escandalosamente sin razón y en el momento más inoportuno, no pueden reprimirse.

“Sólo hay una cosa peor que una flauta, dos flautas”, fue una de sus frases que exclamó en vida. Mozart solía decir que el instrumento que odiaba por encima de todos era la flauta. Siempre que tuvo que componer una obra con este instrumento, fue por encargo.

Se sabe que Mozart utilizaba  un lenguaje vulgar y numerosos insultos, testimonios que aún hoy se conservan en muchas de sus cartas custodiadas en varios museos.

Mozart

Mozart es reconocido y elogiado no sólo por la maravilla musical de sus obras, sino también por su facilidad de componer y transcribir la música; es considerado un prodigio.  Mozart podía escuchar una melodía tan sólo una vez y luego escribirla de memoria sin ningún error. Los expertos consideran que antes de pasar una obra al papel, Mozart ya tenía en su mente la obra completamente definida, lo que le permitía transcribirla sin ningún error, tachón o corrección.  Su última composición fue la sinfonía nº 41 en 1788, conocida como la sinfonía "Júpiter".

Mozart murió el 5 de diciembre de 1791, a sus 35 años, en circunstancias poco claras. A pesar de ser considerado como un genio, falleció pobre, lo cual lo llevó a ser enterrado en una fosa común, junto decenas de cadáveres, con un saco de cal y sin ninguna identificación.

En 1801, el sepulturero Joseph Rothmayer desenterró un cráneo de un cementerio en Viena, afirmando que era el de Mozart. Sin embargo, incluso después de varias pruebas, sigue siendo incierto si el cráneo es, de hecho, el del compositor. Por ahora, el hallazgo está guardado en la Fundación Mozarteum en Salzburgo, Austria.

Anuncio

Artículo anterior

Arnold Palmer, el Rey del Golf

Siguiente artículo

Bucéfalo, el caballo de Alejandro Magno
×
search icon