El Oro: propiedades y usos

El Oro: propiedades y usos

El Oro: propiedades y usos

Entre los metales, el oro ha sido el más deseado por el hombre porque encierra muchas características favorables como su elevada densidad (19,32 g/cc); soporta el envejecimiento y la dureza de otros elementos; no se corroe y es resistente al efecto de ácidos y álcalis siendo soluble solamente en agua regia (mezcla de ácido clorhídrico y ácido nítrico en proporción 3:1); es indestructible pero muy maleable combinando resistencia con elasticidad; como no es tóxico se ha utilizado por miles de años en medicina y dentistería (en una momia egipcia de hace 4.500 años encontraron una pieza dental de oro).

Químicamente, el oro es un elemento con número atómico 79 y peso atómico 196,967, su símbolo es Au derivado del latín aurum que significa aurora o amanecer brillante, es de color amarillo intenso y se clasifica como metal pesado y noble.

Tradicionalmente, el oro ha sido sinónimo de poder y riqueza, las distintas religiones se han valido de su brillo y duración para la adoración de sus dioses; emperadores, gobernantes y banqueros lo han usado para mostrar sus riquezas; por ser anticorrosivo se ha empleado desde hace miles de años como moneda, aunque en estos casos se utilizan aleaciones para darle más resistencia; entonces el oro infunde respeto y publicita el poder, por eso decora iglesias, reviste cetros de reyes, cubre de joyas a las reinas, premia la excelencia. El deseo del hombre por el oro ha sido insaciable y sus depósitos escasos desatando miles de batallas y saqueos ocurriendo grandes crímenes en su nombre, como el casi total exterminio de los aborígenes americanos. Por todo eso, esa sed de oro fue llamada por Virgilio “una sed maldita”.

En la actualidad, gran parte de la producción mundial de oro se utiliza en joyería; en aplicaciones industriales, especialmente en electrónica, se emplea un 10-15%, y otro tanto se usa en medicina, acuñación y reservas de gobiernos y particulares.

Anuncio

El oro está distribuido por todo el mundo pero siempre es muy escaso, por lo que se considera un elemento raro. El agua de mar contiene en promedio 10 ppb de oro, es decir, 10 partes de oro por cada billón de partes de agua de mar; también hay pequeñas acumulaciones de oro en el plancton y en el fondo marino, pero en la actualidad no hay procesos suficientemente económicos para la explotación del oro marino. En la tierra el oro está asociado a rocas y minerales de otros metales, especialmente al cuarzo y a la pirita que es un mineral de hierro, o se encuentra disperso en arenas y gravas que es lo que se conoce como oro de aluvión.

La pureza del oro se mide en kilates (kt), como referencia se establece que el oro puro tiene 24 kt, el cual es relativamente blando para ser utilizado, especialmente en joyería y acuñación de monedas. Debido a eso, se utilizan aleaciones con plata o cobre para darle más dureza y a la vez diferentes tonos o matices. Un oro de 18 kt contiene 18 partes de oro y 6 partes de otro metal, este es un metal con 75% de oro y se conoce en joyería como un oro alto. Al or de 14 kt, con 14 partes de oro y 10 partes de otro metal se conoce en joyería como un oro medio, y finalmente oro bajo es aquel que tiene 10 partes de oro y 14 partes de otro metal. El más usado en joyería es el oro medio por ser menos caro y más resistente que el de 18 kt.

El oro, por su calidad y belleza junto a su escasez, seguirá siendo codiciado por el hombre y seguirá siendo símbolo de riqueza y poder por generaciones.


Artículo anterior

¿Qué es el bronce?

Siguiente artículo

Parhelio y Paraselene, fenómenos atmosféricos
×
search icon