La Gran Muralla China: un poco de historia

La Gran Muralla China: un poco de historia

La Gran Muralla China: un poco de historia

La kilométrica y milenaria Gran Muralla China tiene su origen en murallas defensivas que construyeron los principados feudales en los siglos VII a IV a.C., conocidos como Períodos de Primaveras y Otoños y de los Reinos Combatientes, para protegerse de los ataques de las tribus nómadas de Mongolia y Manchuria al norte de China, y de los principados feudales vecinos. En el siglo III a.C., año 221 a.C., Qin Shi Huang conquistó todos los feudos que se le oponían y unificó China estableciendo la Dinastía Qin como poder central. El nuevo Emperador Qin unió los trechos de las murallas construidos previamente, con la misma intención de protegerse de los pueblos nómadas de la actual Mongolia.

Después de varios períodos dinásticos se llega al período de la Dinastía Ming, quienes en el siglo XV para mantener alejadas a las tribus nómadas, reavivaron el concepto de la Gran Muralla construyendo muros a lo largo de la frontera norte de China. Según las crónicas, durante más de dos mil años, desde el siglo V a.C. hasta el siglo XVI, los chinos se protegieron de las invasiones con estas murallas y no se sabe con exactitud la longitud final de lo que hoy se conoce como la gran Muralla China. Algunos señalan que llegó a tener 7.300 kilómetros de largo, otros que se extiende por 6.700 kilómetros desde Shanhaiguan en el este hasta Jiayuguan en el oeste, atravesando seis provincias, además de regiones autónomas y un municipio del norte del país.

muralla china

Anuncio

La Gran Muralla China está formada por muros, pasos, atalayas y torres, todos los cuales han servido para acantonar las tropas imperiales y como puntos de vigilancia y de señales para formar una red de comunicación militar. Actualmente se estima que se mantienen unos 4.000 kilómetros de muralla y aunque gran parte está en mal estado o deteriorada, hay secciones muy bien mantenidas por reparaciones y renovaciones de programas de protección del gobierno chino, con la intención de que se mantenga su original aspecto de imponencia y grandiosidad. Se estima que sus dimensiones promedio son seis metros de ancho y unos ocho metros de altura. También se calcula, que en su construcción a través de los siglos, participaron más de un millón de personas, y seguramente, miles de ellos murieron en el proceso.

La Gran Muralla China fue designada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987, y en el 2007, se conoció que esta obra fue ganadora en la lista de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno.

Tags
Destinos

Artículo anterior

Templo de la Sagrada Familia, Barcelona, España

Siguiente artículo

Los rostros del Monte Rushmore
×
search icon