Los Acantilados de Moher en Irlanda

Los Acantilados de Moher en Irlanda

Los Acantilados de Moher en Irlanda

Exactamente en el lado opuesto a Dublin en la costa oeste de la Isla de Irlanda, se encuentran los Acantilados de Moher o Cliffs of Moher en inglés. Este lugar es uno de los principales atractivos turísticos naturales de Irlanda, y algunos opinan que después de la fábrica Guinness es el segundo lugar más visitado por los turistas.

Los Acantilados de Moher se extienden por 8 kilómetros sobre las aguas del Océano Atlántico, y están perfectamente acondicionados para que sean transitados por los visitantes y puedan apreciar toda la belleza de este incomparable lugar. Se recorren a pie por un camino principal que parece la acera de una calle citadina, el cual tiene a lo largo un muro de unos 150 cm de altura para seguridad de las personas. Hay un punto identificado como Hag's Head, ubicado a 120 msnm, desde donde se logra la vista más conocida y popular de los acantilados.

Moher

Anuncio

Aproximadamente a mitad de camino de los acantilados se alcanza el punto más alto, a 214 msnm, donde se encuentra la Torre O’Brien. Ésta es una torre circular, de piedra, construida en 1835 por Sir Cornelius O’Brien para que sirviera de mirador a los turistas de la época. Desde arriba, de la atalaya de la torre, se observan las Islas Aran y la Bahía de Galway.

Estos acantilados son las formaciones rocosas naturales de mayor antigüedad en Irlanda, ubicándose su período de origen hace unos 300 millones de años. Son unos majestuosos muros rocosos abiertos hacia el infinito océano, que le comunica al observador la sensación de estar al borde de una abrupta pared. Han servido de escenario para el rodaje de varias películas y videos. Tiene un Centro de Visitantes construido bajo tierra  en un pequeño montículo, quizás como protección contra el fuerte viento que corre sobre los acantilados. En el interior de este centro hay un restaurant, una exposición sobre la historia de los acantilados y su interrelación con el océano, las rocas y la naturaleza en general; y por supuesto, se brindan todos los servicios básicos que puedan ser requeridos por los turistas.


Artículo anterior

Fundación de Ciudad de México, Tenochtitlán

Siguiente artículo

El Río Danubio más allá de Strauss
×
search icon