El Desapego: La receta evolucionada de los deseos

El Desapego: La receta evolucionada de los deseos

El Desapego: La receta evolucionada de los deseos

Existen recetas infalibles para lograr nuestros propósitos en la vida, y una de ellas se basa en aplicar la ley del desapego

desapeog

La ley del desapego, un proceso total de la evolución

La ley del desapego afirma que para adquirir cualquier cosa en el universo físico, debemos renunciar a nuestro apego a ella, pero no significa que renunciemos a la intención de cumplir nuestro deseo, solo renunciamos al interés por el resultado, y aquí es donde entra la incertidumbre.

desapego

Anuncio

Lo desconocido es el campo de todas las posibilidades, siempre fresco, nuevo y abierto a la creación de nuevas manifestaciones. Esto significa que en cada momento de nuestra vida habrá emoción, aventura y surgirá algo maravilloso y emocionante que nos hará sentir la alegría de vivir y estar más felices con nosotros mismos.

¿Podemos conseguir lo que deseamos, a través del desapego?

Con la sabiduría de la incertidumbre, podremos permanecer alerta a las oportunidades, y cuando nuestro estado de preparación se encuentre con la oportunidad, la solución aparecerá espontáneamente. A ésta la llamamos comúnmente la buena suerte, que no es otra cosa que la unión del estado de preparación con la oportunidad.

Ingredientes

  • Intención
  • Desapego
  • Incertidumbre
  • Oportunidad

Preparación

Manteniendo la intención junto al desapego, y cuando la incertidumbre con la oportunidad se juntan en un momento de nuestras vidas, surgirá una situación que atraerá beneficio y evolución para nosotros y para los que nos rodean. Esta es ley del desapego, la receta ideal y más evolucionada para alcanzar el éxito.

Anuncio

Algunas frases budistas que te ayudarán a practicar el desapego

“La raíz del sufrimiento es el apego”.

“Tú solamente pierdes aquello a lo que te aferras más”.

“La felicidad no depende de lo que tienes o de quien eres. Se basa únicamente en lo que piensas”.

“El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional”.

“Al final, solo tres cosas importan: cuánto amaste, cuán gentilmente viviste, y qué tan agraciadamente dejaste ir las cosas que no eran para ti”.


Artículo anterior

Vive el presente, como si fuera el último día

Siguiente artículo

¿Qué son los mandalas?
×
search icon