Razones para no llegar a ser obeso

Razones para no llegar a ser obeso

Razones para no llegar a ser obeso

Ser obeso te hace perder más años que la diabetes, el tabaco, la hipertensión y el colesterol alto, los otros problemas de salud principales y prevenibles que reducen la duración de vida de mucha gente en el mundo.

obeso

Estas revelaciones refuerzan la importancia de que debes cuidar tu peso, mantener una alimentación saludable y cuidarte de los riesgos que implica la diabetes.

A esa conclusión llegaron investigadores de la Clínica Cleveland y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, en un estudio que presentaron recientemente en la Reunión Anual de la Sociedad de Medicina Interna de 2017.  Y es más, precisaron que la obesidad provoca más años de vida perdidos que el tabaco y la presión arterial alta.

El equipo de expertos encontró que el mayor número de años de vida prevenibles perdidos se debieron a (en orden de mayor a menor) a

Anuncio
  • la obesidad,
  • la diabetes,
  • el consumo de tabaco,
  • la presión arterial alta y
  • el colesterol alto.

Para estimar el número de años de vida perdidos a causa de cada factor de riesgo que tú puedes modificar con el cambio de hábitos,  los investigadores examinaron las variaciones en la mortalidad de una serie de poblaciones hipotéticas de los Estados Unidos que eliminaron de sus rutinas un solo factor de riesgo y compararon esos resultados con los que arrojaron otras personas que sí eliminaron todos los factores de riesgo.

Aunque los resultados revelan avances en la lucha contra el tabaquismo, en líneas generales aún hay una alta incidencia de factores que tú puedes prevenir si haces cambios sustanciales en tu estilo de vida. Glen Taksler, Ph.D., investigador de medicina interna de Cleveland Clinic y autor principal del estudio, dijo que los  resultados preliminares destacan la importancia de la pérdida de peso, el manejo de la diabetes y la alimentación saludable en la población de los Estados Unidos.

Taksler señala que, hasta ahora,  aunque se pueda conocer la causa inmediata de la muerte de una persona, no siempre será posible determinar los factores que contribuyeron al deceso. La idea de este estudio es que para cada causa principal de muerte, se pueda identificar una causa raíz para entender si había una forma en la que la persona podría haber vivido más tiempo.

Es importante que sepas que tres de las cinco principales causas de muerte se pueden tratar (diabetes, hipertensión y colesterol alto), y en ese sentido entender las opciones de tratamiento que hay y que los cambios que hagas pueden tener un gran impacto en tu vida.

Por ejemplo, debes saber que pesar 20 o 30 kilos de más acorta tu vida unos tres años. Y quienes pesan el doble de lo saludable vivirán unos 10 años menos de lo esperado.

Es decir, que se puede afirmar rotundamente que la obesidad mata. La afirmación se apoya en el análisis de la mortalidad de 900.000 adultos de 19 países, de los que murieron unos 100.000 en los 10-15 años de seguimiento. El riesgo de muerte precoz de los grandes obesos es como el de los fumadores y uno de cada cuatro fallecimientos por infarto e ictus se asocia al peso

Anuncio

La obesidad moderada es mucho más frecuente en la mayoría de los países occidentales (un tercio de los adultos de mediana edad en el Reino Unido y algo menos en España). La obesidad moderada son esos 20 o 30 kilos de más, según los casos, que acortan la vida tres años.

Ser obeso favorece diversas enfermedades

Hay pruebas cada vez más consistentes de que la obesidad causa al menos una docena de enfermedades graves, incluyendo las del riñón y el hígado, media docena de tipos de cáncer y, lo que es más importante en cuanto al número de personas afectadas, infarto de miocardio e ictus. En Estados Unidos una de cada tres muertes por infarto e ictus y una de cada 12 por cáncer se asocia con el exceso de peso; en el Reino Unido, la relación es de una cada cuatro y de una cada 16, respectivamente.


Artículo anterior

Selección adecuada de grasas y carbohidratos en una dieta sana

Siguiente artículo

Las mejores meriendas saludables
×
search icon