La Alhambra, una ciudad dentro de otra

La Alhambra, una ciudad dentro de otra

La Alhambra, una ciudad dentro de otra

En la Comunidad Autónoma de Andalucía, en España, está la ciudad de Granada en la cual se encuentra La Alhambra, que es prácticamente una ciudad dentro de la otra. La Alhambra está conformada por un conjunto de palacios, jardines y fortaleza que era el alojamiento del monarca y de la Corte del Reina Nazarí de Granada. Este reino, o Emirato de Granada, o Sultanato de Granada, fue un estado musulmán de la Edad Media, del sur de la Península Ibérica y con la ciudad de Granada como su capital.

alhambra

Todo el conjunto de La Alhambra es tan espectacular, que en el año 2016, después del Templo de La Sagrada Familia en Barcelona, fue el monumento de España con mayor número de visitantes, alcanzando una cifra cercana a 2.620.000.

Esta ciudadela, La Alhambra, fue construida en la Colina de la Sabika, que es uno de los puntos más altos en Granada y permitía la contemplación de todo lo que la rodeaba, a la vez que era un sitio estratégico para la defensa. Aparentemente, se comenzó a construir en 1238 y lo primero que se realizó fue la restauración de un antiguo fortín. Durante el siglo XIV se construyeron los palacios y algunas torres, y así poco a poco se fue completando este extenso monumento. El Reino Nazarí fue perdiendo territorios con la Corona de Castilla, hasta que desapareció en 1492, cuando su último rey, Muhammad XII, fue derrocado por los Reyes católicos y la región se incorporó a la Corona de Castilla como Reino de Granada, y La Alhambra se convirtió en una Corte Cristiana.

Anuncio

alhambra

Durante el siglo XVIII y parte del XIX, La Alhambra quedó en el olvido, ocupada por personas de mal vivir. Desde 1808 hasta 1812, las tropas de Napoleón ocuparon Granada y los palacios de La Alhambra pasaron a ser cuarteles militares y destruyeron algunas torres. Este abandono continuó hasta que en 1870 La Alhambra fue declarada Monumento Nacional, y desde entonces ha sido restaurada y protegida para ser admirada y para el disfrute de millones de visitantes.

Son varias las Puertas, las Torres, las Plazas, los Jardines, los Palacios Nazaríes, los Patios, las Salas; además del Mexuar (donde se reunía la Sura o Consejo de Ministros), la Fuente de Los Leones, las Habitaciones del Emperador, el Peinador de la Reina, el Partal, el Palacio de Carlos V, el Convento de San Francisco, el Genralife; todo lo cual sería muy largo para describirlos, por lo tanto, lo mejor es visitar La Alhambra.

Tags
Destinos, Guía

Artículo anterior

El Río Danubio más allá de Strauss

Siguiente artículo

Groenlandia, la isla más grande del mundo
×
search icon