Siracusa, una ciudad griega en Sicilia

Siracusa, una ciudad griega en Sicilia

Siracusa, una ciudad griega en Sicilia

Siracusa es una hermosa e histórica ciudad situada en el sureste de Sicilia, Italia, y es considerada como la “Ciudad Griega de Italia” ya que fue fundada por los griegos el año 734 a.C. El inicio de la fundación de la ciudad fue en la pequeña Isla de Ortigia, que hoy está unida a Sicilia por dos puentes y actualmente representa el centro histórico de la ciudad. La parte moderna se ha desarrollado en Sicilia propiamente, y toda la ciudad tiene unos 200.000 habitantes.

Siracusa

Es la ciudad griega clásica más grande ubicada fuera de Grecia y está llena de historia y de arte. En el centro histórico se aprecia la tradición de una ciudad con más de tres mil años de existencia, con antiguos edificios y otras estructuras que son Patrimonio de la Humanidad según la Unesco. En primer lugar, el barrio Neápolis que data de la época helénica y tiene al inmenso teatro griego con 67 filas divididas en nueve secciones y capacidad para 16.000 espectadores; el anfiteatro romano de la época imperial que se construyó parcialmente excavado en la roca; el Altar de Hierón; el Arco de Augusto; el Templo de Apolo que fue adaptado como iglesia en la época bizantina y como mezquita con la ocupación árabe; el templo de Zeus. En la Necrópolis se encuentra la Tumba de Arquímedes, uno de los más famosos científicos de la antigüedad quien nació y murió en esta ciudad.

Otras edificaciones antiguas incluyen la Catedral, construida en el siglo VII por le obispo Zósimo sobre el gran Templo de atenea que databa del siglo V a.C. El Castillo Maniace que es una impresionante fortaleza militar del siglo XIII y forma parte del Patrimonio Naval de Sicilia. En algún momento fue utilizado como prisión y también como almacén de material militar, y con este uso parte del castillo fue destruido cuando en el siglo XVIII el polvorín que guardaba dentro explotó lanzando restos del palacio a kilómetros de distancia. Hoy está reconstruido.

Anuncio
Siracusa Santuario de la Madona de las Lagrimas

No todo en Siracusa es antiguo, y una de las más modernas edificaciones que data del año 1994 es el Santuario de la Madona de las Lágrimas, que tiene forma piramidal con 102 metros de altura y con formas muy futuristas. Hay un episodio que motivó la construcción de este santuario, el cual se refiere a que en el año 1953 la pequeña imagen de la virgen que estaba en otro edificio comenzó a derramar lágrimas, lo cual continuó durante cinco días. Por supuesto, miles de sicilianos acudieron al sitio y fueron testigos de ese acontecimiento, se hicieron varios estudios que comprobaron que realmente lo que manaba de los ojos de la imagen eran lágrimas, y parece ser que en los meses siguientes se logró la sanación de cientos de enfermos. Hoy, el Santuario de la Madona de las Lágrimas, es uno de los lugares más importantes de peregrinación del mundo cristiano. Fue bendecida por el Santo Papa Juan Pablo II.

Ponte per Ortigia

En Siracusa hay mucho más que ver y disfrutar.

Tags
Destinos, Guía

Artículo anterior

La Catedral de San Pablo en Londres

Siguiente artículo

La Alhambra, una ciudad dentro de otra
×
search icon