4 consejos para hablar en público y no morir en el intento

4 consejos para hablar en público y no morir en el intento

4 consejos para hablar en público y no morir en el intento

Hay ocasiones en la vida en las que debes enfrentarte a un colectivo para expresar una serie de ideas. Bien sea por trabajo, por estudios, o por cualquier otro motivo, dar un discurso en público puede ser necesario en tu vida.

A la hora de hablar en público es posible que aparezcan los miedos, la vergüenza o los nervios. No te preocupes, estas sensaciones son habituales y no por ello deben impedirte dar un discurso público.

Si crees que no eres capaz de expresarte ante un volumen de personas considerables, tendrás que aplicar una serie de técnicas que te permitirán abarcar todo el espacio y dar un discurso excelente.

Hablar en público: trucos para conseguir tu objetivo

Saber cómo hablar en público pasa por conocer una serie de trucos sencillos. Síguelos siempre que vayas a hablar antes un número elevado de personas y no habrá ningún factor que te lo impida.

Anuncio
  • Date unos segundos antes. No inicies tu charla conforme salgas al escenario. Este es un error que provocará que los nervios aparezcan desde el primer instante. Respira hondo y deja unos segundos de silencio antes de comenzar. De esta manera reducirás tus nervios.
  • Escoge puntos de confianza. Mirar al frente y ver a una gran masa fijando los ojos en ti va a hacer que te sientas más presionado y es más fácil que tu voz se entrecorte al hablar. Para evitar este problema, fija tu mirada en personas específicas. Elige 5-6 personas que te transmitan seguridad del público y trata de focalizar tu mirada en ellos al hablar.

  • Trata de hablar despacio. Es imposible hablar lento ante un grupo de personas porque el corazón instintivamente tiende a acelerarse, y con ello las palabras. Pese a ello, trata de aplicar esta técnica. Y es que si pasas este truco por alto y sueles ponerte nervioso con facilidad, tenderás a hablar de forma rápida. Y, de este modo, solo puedes provocar la desconexión de los espectadores.
  • Inspira, no vendas. Uno de los motivos por los que aparece el nerviosismo al hablar en público es notar que no te están prestando atención. Para evitarlo haz que tu discurso sea atractivo y que aporte valor. No trates de vender una idea porque el público lo notará y dejará de escucharte.

Relájate, piensa en estas técnicas y actúa. Nadie podrá impedir que realices un discurso perfecto.

Tags
Consejos, Ganga

Artículo anterior

Es bueno el calor, pero no tanto

Siguiente artículo

No creas en el azar
×
search icon