Los alimentos y el agua

Los alimentos y el agua

Los alimentos y el agua

Cuando comemos una ensalada con hojas frescas, tomates, pepinos, cebollas y otros vegetales; o cuando consumimos vegetales al vapor; o cuando consumimos frutas frescas, o cualquier alimento sin procesar, estamos ingiriendo gran cantidad de agua que es el principal componente de todos esos alimentos. Así mismo, el agua pasa a ser el principal componente de nuestro cuerpo, el cual varía según la edad, el estado de salud y la calidad de la nutrición de cada persona, entre un 50 y 70% del total del peso corporal. Buena parte de esa agua la adquirimos de los alimentos, pero también cuando ingerimos agua pura u otras bebidas, en las cuales siempre el principal componente es agua.

fruta entera

Cuando se cultivan plantas para producir alimentos, ellas deben recibir durante su ciclo de vida, una determinada cantidad de agua según los requerimientos de cada especie. El agua llega a los suelos proveniente de las lluvias, en lo que se conoce como agricultura de secano, se almacena en los poros del suelo y desde allí es absorbida junto con los nutrientes por medio de las raíces de las plantas, y distribuida por los vasos conductores (el xilema) hacia todos los órganos de la planta.

Anuncio

Como los ciclos de lluvia son en general estacionales, las siembras se realizan en fechas que permitan que las plantas puedan aprovechar al máximo esa agua que cae desde las nubes. Sin embargo, el hombre ha aprendido a manejar las fuentes de agua superficiales con la construcción de represas, con canales y tuberías, para utilizarla en la producción de alimentos en lo que se conoce como agricultura de riego. También ha aprendido a extraer el agua del subsuelo, las aguas subterráneas, realizando perforaciones para la construcción de pozos, que permitan elevar esas aguas a la superficie y distribuirlas por los campos sembrados.

banana

Con la lluvia y el riego, se surten las necesidades hídricas de los cultivos para que se produzcan jugosos vegetales, que luego disfrutamos en nuestros alimentos.


Artículo anterior

Seis almuerzos chatarra que debes evitar

Siguiente artículo

Antioxidantes naturales
×
search icon