La amigdalitis, síntomas y tratamiento

La amigdalitis, síntomas y tratamiento

La amigdalitis, síntomas y tratamiento

Las amígdalas son dos masas de tejidos ubicadas en la parte posterior de la garganta, cuya función es atrapar los gérmenes (virus y bacterias) que intentan en nuestro organismo por las vías respiratorias. Al mismo tiempo, ayudan en el desarrollo de anticuerpos útiles contra esos gérmenes, por lo que se considera que forman parte de nuestro sistema inmunológico. Estas funciones de las amígdalas son importantes durante las primeras etapas de la vida, y sus cualidades van perdiéndose con la edad, pudiendo llegar a convertirse en causa de una enfermedad crónica, que puede conducir a que sea necesaria su extirpación.

niño triste

La amigdalitis es la inflamación de las amígdalas, que causa malestar y dolor de garganta. Es una enfermedad infecciosa que se adquiere por contacto directo al intercambiar saliva o por contacto con objetos contaminados, o por medio del aire cuando una persona contaminada tose o estornuda. Esta inflamación puede ser causada por una infección viral o bacteriana.

amigdalitis

La amigdalitis de origen bacteriano más frecuente es la conocida como amigdalitis estreptocócica, causada por Streptococcus pyogene generando irritación y dolor. La amigdalitis viral es la más común, estimándose que dos de cada tres casos se deben a infecciones por virus. En este caso, entre los virus que pueden causar amigdalitis, se encuentran los siguientes:

Anuncio

-Adenovirus que además de afectar las vías respiratorias pueden causar gastroenteritis, conjuntivitis y cistitis.

-Virus de la influenza, causante de gripes.

-Enterovirus, presente en secreciones respiratorias.

-Virus Epstein-Barr, causante de mononucleosis.

-Virus parainfluenza o paragripal, que puede causar parotiditis.

-Virus del herpes simple, que causa enfermedades infecciosas inflamatorias.

Los síntomas de la amigdalitis son dolor de garganta por lo menos durante dos días, fiebre, dificultad para deglutir, dolor de cabeza, dolor de oídos, sensibilidad de la garganta y de la mandíbula.

Anuncio

El tratamiento depende del origen de la enfermedad. La amigdalitis bacteriana se trata con antibióticos específicos y analgésicos y antitérmicos para control del dolor y la fiebre. En el caso de amigdalitis viral el tratamiento es sintomático a base de analgésicos y antitérmicos, y la mejoría puede tardar de 7 a 10 días. Especialmente en el caso de niños, se deben seguir algunas estrategias de cuidados en el hogar como por ejemplo:

-Promover el descanso del niño, que duerma mucho.

-Beber mucha agua para mantener la garganta húmeda y evitar deshidratación.

-Gárgaras con agua salada.

-Humedecer el aire.

-Pastillas medicadas para chupar que alivian el dolor.

-Evitar agentes irritantes.

Anuncio

-Por supuesto, tratar el dolor y la fiebre con medicamentos.

Tags
Salud

Artículo anterior

Selección adecuada de grasas y carbohidratos en una dieta sana

Siguiente artículo

Las mejores meriendas saludables
×
search icon