Hormigas como pasabocas ¿se animan?

Hormigas como pasabocas ¿se animan?

Hormigas como pasabocas ¿se animan?

Cuando vas a recibir a tu familia o amigos en tu casa y estás pensando en ofrecerles unos pasabocas para picar mientras conversan o se toman unos tragos, normalmente se te vienen a la cabeza las papitas fritas, el maní o incluso algunos frutos secos. Pero qué pasaría si te decimos que en varias ciudades de Colombia uno de los pasabocas más populares son las hormigas?

hormigas culonas

Y no se trata de cualquier hormiga. Estas se llaman "Hormigas Culonas" y hacen parte de una tradición ancestral de los indígenas Guane que vivieron en el noroeste de Colombia pero también se consumen en países desde el sur de México hasta Paraguay.

Son vistas en las épocas de lluvia cuando dejan sus madrigueras para buscar provisiones y allí son recolectadas para ser convertidas en un snack que fácilmente pasa de la tierra a las mesas de todas las clases sociales desde las más humildes hasta las más sofisticadas y exquisitas.

Las Atta laevigata (nombre científico para estos insectos cortadores de hojas) son conocidas con diferentes nombres a lo largo y ancho de América Latina. En Colombia se les dice hormigas culonas o mayera, mientras que en América Central se llaman zompopo de mayo y en Venezuela, bachaco culón.

Según los expertos se deben comer sin patas, alas y la cabeza cuando ya no estén vivas. Su proceso antes de pasar a la mesa es muy sencillo: se desinfectan con bicarbonato, luego se tuestan en una olla de aluminio y posteriormente se sazonan con un poco de sal. Después de estos ya están listas para ser degustadas por los amantes de este exótico manjar.

Anuncio

No son fáciles de preparar en casa por eso la recomendación es que las compren y las prueben.

Eso sí, un dato curioso que deben saber todos aquellos que se animen a darle la oportunidad a este plato, es que solo las reinas son comestibles.

Pero las hormigas no solamente se comen por placer. Algunos estudios han confirmado que son una fuente rica en ácidos grasos no saturados por lo que previenen el alto nivel de colesterol sanguíneo y muchos otros dan testimonio de sus propiedades afrodisíacas.

Por su sabor y las propiedades adicionales, las hormigas culonas no solo reinan en su tierra sino que también son exportadas a países como Canadá, Gran Bretaña y Japón.

¿Quién se anima?


Artículo anterior

El cacao venezolano, una experiencia sensorial

Siguiente artículo

5 platos para alegrar el estómago al mejor estilo venezolano
×
search icon